ARTÍCULOS
Alerta climática: informe de la ONU

Para comprender el origen y las causas de la crisis climática debemos entender primero qué es el “efecto invernadero”. Este es un proceso natural que regula la temperatura de la Tierra para hacer posible la vida. Mediante el efecto invernadero, la atmósfera que rodea la Tierra permite que una parte de la energía solar se acumule en la superficie del planeta para calentarlo y mantener una temperatura promedio aproximada de 15ºC.



El proceso se inicia cuando la radiación del sol llega a la tierra. Una parte de esta radiación es absorbida por los océanos, la tierra y bosques, y otra es reflejada al espacio. Los GEI (Gases de Efecto Invernadero) absorben parte de la radiación solar infrarroja reflejada por la Tierra y como resultado, esta se mantiene lo suficientemente caliente para hacer posible la vida sobre el planeta.

Pero el ser humano ha alterado el efecto invernadero natural, convirtiéndolo en una de las amenazas más serias para el desarrollo sostenible. En los últimos años, una serie de actividades humanas han producido la excesiva emisión de GEI, principalmente de dióxido de carbono (CO2), que es responsable casi del 50-60 % del calentamiento global previsto para los próximos años. De esta manera, se ha sobrepasado la capacidad de absorción de la Tierra; con lo que se eleva el calor retenido en la superficie terrestre y aumenta gradualmente la temperatura global del planeta.

Los principales Gases de Efecto Invernadero (GEI) son:
- Dióxido de carbono (CO2)
- Metano (CH4), óxido nitroso (N20)
- Hidroclorofluorocarbonos (HFC)
- Perfluorocarbonos (PFC)
- Hexafloruro de azufre (SF6)

Algunas consecuencias del calentamiento global son: crecimiento del nivel del agua por la fusión de porciones de hielo polar; aumento de las enfermedades respiratorias, cardiovasculares e infecciosas causadas por mosquitos y plagas tropicales, además de la postración y la deshidratación generada en la población más vulnerable /debido al calor; escasez de alimentos ante las dificultades de cultivo por la afectación de los suelos y las altas temperaturas; extinción de gran cantidad de especies animales a consecuencia de cambios en los ecosistemas; aumento de la intensidad y frecuencia de las lluvias, huracanes y tornados; disminución del nivel de agua de ríos y lagos debido a la evaporación causada por el aumento de la temperatura y la demanda creciente (disminución de la disponibilidad de agua dulce); desertificación del suelo, perdiendo gran parte de sus nutrientes.

Según el último informe de la ONU, el calentamiento global se acelera con consecuencias "sin precedentes"

Aseguran los científicos que las emisiones continuas de gases de efecto invernadero podrían quebrar un límite clave de la temperatura global en poco más de una década.



El Grupo de Expertos IPCC, (por sus siglas en inglés) sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas, publicó el pasado 9 de agosto su informe sobre cómo el calentamiento global cambiará nuestro planeta en las próximas décadas.
Esta evaluación de la ciencia más reciente es una fuerte señal de alerta para el bienestar de la sociedad humana y de toda la vida en la Tierra. Es un testimonio de que los esfuerzos por reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en las últimas décadas han sido totalmente insuficientes.

Se realizó el análisis de más de 14.000 artículos científicos, el más completo hasta la fecha.

A menos que se produzcan reducciones rápidas, sostenidas y a gran escala de las emisiones de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático, incluidos el CO2, el metano y otros, el objetivo consagrado en el Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 1,5 grados C en comparación con los niveles preindustriales será inalcanzable.

La ONU advierte: “La única forma de limitar el calentamiento a 1,5°C es implementando rápidamente contribuciones nacionales ambiciosas”.

TODOS LOS ARTÍCULOS